Saltar al contenido

11 Cosas que jamás debes meter en tu microondas

A pesar de los debates que han surgido sobre los potenciales daños a la salud del microondas, lo cierto es que, hoy en día, estamos ante uno de los electrodomésticos más comunes que podemos encontrar en la cocina de nuestros hogares.

No obstante, más allá de su uso masivo, los accidentes se producen por un mal uso del mismo. Muchas veces por desconocimiento y otras veces por el empeño de algunos en experimentar con ciertos materiales y alimentos.

¡VAMOS ALLÁ!

 

Pimientos picantes secos

Si alguna vez tienes la tentación de introducir pimientos picantes secos en el microondas, quizás tengas que salir corriendo de tu cocina más pronto de lo que creías.

El calentamiento de los pimientos, hará que se libere rápidamente una sustancia llamada capsaicina , que se volatilizará y que el ventilador del microondas se encargará de dispersar por toda la habitación.  Este compuesto causa irritación en los ojos, y los pulmones haciendo muy difícil la respiración. Es como crear tu propio gas pimienta y usarlo contra tí mismo.

Huevos con cáscara

No, no es posible preparar un huevo duro en el microondas. Si lo haces, lo único que conseguirás es que este alimento explote.

Intentar cocinar un huevo dentro de su cáscara, hará que la humedad de la clara y la yema generen vapor durante el proceso de cocción y, como por la cáscara, el vapor no tiene por donde salir, se convertirá en un amenazante y potente “Huevo-bomba”

Bombillas

¿Por qué alguien querría meter una bombilla en un microondas? Hay muchos videos experimentales donde podemos ver cómo poner una bombilla en el microondas hace que, gracias a la energía que éste emite, se ilumine mágicamente sin una fuente de corriente.

Sin embargo, esto es muy peligroso, ya que el calor generado puede hacer reventar la bombilla y dañar nuestro microondas para siempre con las chispas y los fragmentos de vidrio que saldrán disparados.

No meter nada en el microondas

Si enciendes el microondas y no metes nada dentro, probablemente lo hagas estallar.

El microondas funciona a base de ondas electromagnéticas que actúan generando calor en las moléculas de cualquier elemento. Pero si no hay nada dentro que reciba estas ondas, entonces el aparato las absorberá y éste podría estallar.

Palillos de dientes

 

Nunca se te ocurra meter palillos de dientes en el microondas. Como sabes, la madera es altamente inflamable, y el calor que genera en ellos por el efecto de las ondas, puede hacer que se prendan fuego con bastante rapidez.

 

 

Uvas

 Aunque es lógico pensar que poniendo uvas en el microondas puedes secarlas hasta obtener deliciosas pasas para echarle a algún dulce, está muy lejos de suceder en realidad.

Resulta que la forma esférica de las uvas, combinado con su cáscara sedosa y resistente, hacen de ellas unas potenciales “mini-bombas” que, con el efecto de las ondas sobre ellas, terminarán explotando y afectando al funcionamiento interno del aparato. Sin contar el rato que te pasarás limpiando y despegando trocitos de uva de todas las paredes del microondas.

 

Recipientes de comida para llevar

Seguro que alguna vez has pedido comida China a domicilio y, al llegar con retraso, has calentado los tallarines dentro de su recipiente. Pues, a partir de ahora, mejor que no lo hagas porque muchos de estos envases están hechos con materiales de aluminio o poliestileno. Todos sabemos que el aluminio es un material prohibido en el microondas, en cambio, el poliestileno es un tipo de plástico no apto para microondas que, aunque parezca inofensivo, al entrar en contacto con el calor, comenzará a liberar químicos terriblemente tóxicos para nuestro organismo.

 

Salsas sin tapar

Los macarrones con tomate son un plato que te encantan… hasta que un día decides meterlos en el microondas sin tapa y el tomate sale disparado. La siguiente imagen eres tú limpiando todas las manchas de tomate por todo el interior del microondas.

Nota mental: Las salsas, cemas, sopas, y quesos, mejor calentarlos con la tapa puesta.

Además, para que se caliente de forma homogénea, conviene removerlas durante el ciclo de cocción. Por eso, en estos casos, lo mejor es elegir un nivel de potencia menor y un tiempo de cocción más prolongado.

 

Comida china con soja

Calentar comida china o cualquier otra que contenga grandes cantidades de soja en el microondas, no es nada recomendable. La salsa de soja es, básicamente, sal líquida, y el sodio  al entrar en contacto con las ondas electromagnéticas se descompone de tal manera que, al digerirlo, te puede provocar una terrible inflamación.

 

Platos y cucharas con detalles metálicos

Anteriormente hablamos sobre los peligros de meter aluminio en el microondas, Debido a que las ondas electromagnéticas se reflejan en el metal, puede provocar una explosión. Por este mismo motivo, debes intentar evitar introducir en el microondas cualquier tipo de utensilio que esté forrado o contenga metal, como algunos botes de Nutella o Nocilla, platos que, aunque no sean de metal, lleven algún tipo de decoración metálica.

 

Pollo crudo

Nunca recurras al microondas como opción rápida para cocinar el pollo, ya que esta ave está contaminada con salmonela, la cual podrías padecer si éste no queda totalmente cocido. Aunque el microondas es útil para recalentarlo, si el pollo está totalmente crudo, la mejor opción es cocinarlo al horno para evitar que las bacterias, que provoca dicha enfermedad, sobrevivan.

 

Y tú… ¿Has sufrido alguno de estos percances? ¡Cuéntanoslo en los comentarios y compartamos experiencias!